Contrapunto entre tu boca y la mía. Parte 1.

«Podría jurar que una parte de mí sabía cuando te conocí que me pondrías el mundo patas arriba. Con esa sonrisa arrogante, y ojos color bosque tras el rocío, me sorprende que no me dejaras boquiabierta cuando te divisé en aquella librería. Mis ojos te recorrieron de arriba a abajo, pero realmente no te miré.

Mi corazón dio un pequeño vuelco al verte ojear mi libro favorito, y mi sangre se inundó de nerviosismo. No creí que tú lo hubieses provocado, no hasta que, después de haberme quedado mirándote hasta atraer tu atención, volteaste hacia mí.


La mueca de confusión apagó la intensidad de tu mirada. Recuerdo que en ese momento pasaron por mi mente millones de maneras de evitarte, de actuar como si nada hubiese pasado, pero perdí el control de mis palabras tras abrir levemente la boca.

—Amo ese libro —murmuré. Creo que jamás me olvidaré de ese momento, pues mi cabeza repetía lo jodida que estaba, mientras que mi corazón mandaba sobre mi cuerpo. Y qué suerte que lo escuché.

Me miraste raro. Me dio ternura; tus pupilas se habían dilatado y tu nariz no paraba de moverse cada varios segundos. Supuse por la demora en responder que no esperabas que hablase.

—No me gustó —respondiste, dejándolo entre otros libros.

Si te dijera que en ese momento todo lo que quise hacer fue darme la vuelta, indignada, te ahogarías de la risa.

Supongo que mi cara lo expresó todo, pues añadiste:

—Aunque podría darle una oportunidad.

—No hay que juzgar un libro por su portada —acoté, tomando confianza. Mi ritmo cardíaco había vuelto a la normalidad y sentía los nervios disolverse.

—De hecho, lo estaba juzgando por la contraportada —reíste.

El chiste fue tan malo que tú solo callaste la risa un segundo después.

—Supongo que sería justo que yo también te recomiende un libro —remataste, cuando yo ya me encaminaba a la caja—. Ese que tienes en la mano no vale la pena comprarlo.

Bajé la vista, me acuerdo claramente que tenía entre mis manos cuatro libros. Tú señalabas el segundo».




Encuentra la siguiente parte el próximo mes.

Descubre más relatos como este en el perfil de Wattpad de la autora.

Click aquí.

©2020 por Un capítulo más.