Elíxir de catástrofe .

Vivíamos en una burbuja. El viento nos empujaba hacia arriba, y al cesar caíamos al vacío con lentitud. Pero un día el viento se volvió constante, regular, y el suelo pasó a estar a kilómetros de distancia. Kilómetros y kilómetros, poco y nada se distinguía abajo.

Al principio lo disfruté. Los altibajos le daban emoción, nuestra propia montaña rusa. El olor a flores y la cercanía, era difícil imaginar que algo saldría mal.

Fuera de la burbuja eras distinto. En tu ausencia olía a césped recién cortado; era nuevo, fresco. Cuando llegabas se opacaba, dándole lugar a un triste aroma a viejo. Parecías llevarte el buen humor de los demás, parecías quedártelo tú.

Provocabas tormentas, pero los rayos nunca nos daban a nosotros. Lo ignoré al principio, una casualidad. Las provocabas tú, yo estaba contigo. Pero el patrón no tardó en dibujarse. Con algunos era más frecuente; con otros, más destructivo.

Desencadenabas incendios, pero nunca delante de mí. La estela de humo era una mancha, nunca me percaté. Tu aroma envolvía el olor, nunca lo sentí. Pero no tardé en intoxicarme. Me costaba respirar, cada vez más. Te culpé, y entonces los rayos cayeron de mi mano. Entonces la llama la encendí yo, y tú te ahogaste conmigo.

Buscamos refugio el uno en el otro. No queríamos ver, el humo venía de fuera, no permanecería. Pero el oxígeno se iba acabando. Y, sí, las llamas se apagaron. Pero nosotros también.

Admitiré que el corazón habría canjeado todos mis sentidos por una burbuja eterna. Con sus opacos latidos me hizo dudar, una y otra vez. Pero es difícil callar la consciencia. Quise opacarla a gritos y volvió con un megáfono. La apagaste a diluvios, y poco tardó en volver.

El tiempo me demostró que al único final feliz se llegaba pinchando la burbuja. Y aunque doliera la caída, las rodillas sanan más rápido que el corazón.


Relato escrito por Abril R.

Descubre más historias como esta en el perfil de Wattpad de la autora. Click aquí.

©2020 por Un capítulo más.