Reseña: Ciudad Crescent (Crescent City)

Cuando Sarah J. Maas anuncia un nuevo libro, mi corazón da un brinco ante la expectación. En esta ocasión, el verdadero brinco lo he dado tras finalizar el libro.


Bryce tiene una vida que muchos jóvenes quisieran: trabaja, tiene buenas amigas, sale de fiesta, es feliz… Hasta ESE día. Todo se va a pique a partir de unos asesinatos brutales que impactan directamente en la vida de Bryce.

Tras dos años de oscuridad en su vida, el asesino decide atacar de nuevo, y es entonces cuando uno de los Arcángeles (quien tiene un enorme poder) decide que Bryce participe en la investigación para esclarecer qué pasó y por qué cometieron los asesinatos. Será cuando conozca a su compañero de investigación: Hunt Athalar. Un ángel con el poder del rayo en sus venas y un carácter muy fuerte.

Con todo esto, querida y querido lector/a, ya tenemos un escenario más que interesante para adentrarnos a leer, porque ¿a quién no le gusta una buena trama de misterio e investigación en un mundo de fantasía? Pero es que Sarah J. Maas tiene gran capacidad para manipular las tramas, dejar pistas y jugar con los giros de guion hasta hacer saltar tu corazón.

Este libro me ha parecido espectacular y he disfrutado cada palabra que había escrita. Es un mundo con mezcla de diferentes mitologías, pero de una forma muy bien construida. Además es inevitable congeniar con los personajes y sufrir realmente por sus vidas y las diferentes decisiones que van escogiendo durante el libro.

Si has leído alguna de sus otras sagas y te han gustado… Lamento decir que enloquecerás con esta nueva trilogía.


Reseña de K. Greywind.

©2020 por Un capítulo más.