Reseña El imperio final.


Durante mil años han caído las cenizas y nada florece. Durante mil años los skaa han sido esclavizados y viven sumidos en un miedo inevitable.

Durante mil años el Lord Legislador reina con un poder absoluto gracias al terror, a sus poderes y a su inmortalidad. Lo ayudan «obligadores» e «inquisidores», junto a la poderosa magia de la alomancia. Pero los nobles a menudo han tenido trato sexual con jóvenes skaa y, aunque la ley lo prohíbe, algunos de sus bastardos han sobrevivido y heredado los poderes alománticos: son los «nacidos de la bruma». Ahora Kelsier, el «sobreviviente», el único que pudo huir de los Pozos de Hathsin, ha encontrado a Vin, una pobre chica skaa con mucha suerte... Tal vez los dos, unidos a la rebelión que los skaa intentan desde hace mil años, logren cambiar el mundo y la atroz dominación del Lord Legislador.


Reseña de K. Greywind:


Si te digo que sé por dónde empezar a hacer esta reseña, te estaría mintiendo porque me faltan las palabras para describir todo lo que he vivido con esta lectura. Esta historia que ha creado Brandon Sanderson se quedará en mi mente de forma permanente, porque fue una de las experiencias más increíbles que he sentido nunca al leer un libro de fantasía.


Brandon nos presenta Scadrial, un mundo donde hay unos grandes montes de ceniza que dificultan muchísimo la vida de las personas, porque todo está cubierto de ceniza. La sociedad queda dividida entre los nobles (quienes tienen un estatus privilegiado) y los skaa (los trabajadores que se matan por un pedazo de pan y están esclavizados) Todos ellos son unos subordinados de la verdadera fuerza de poder: el temible Lord Legislador. Los personajes que ha creado Sanderson son muy variopintos, pero todos tienen una historia magnífica detrás y, sin darte cuenta, habrás simpatizado con todos ellos y los amarás por lo carismáticos e increíbles que son.


Ahora pasemos a hablar del sistema de magia: la alomancia. Basada en la física, los alománticos son capaces de quemar metal y hacer unas cosas de lo más curiosas; como, por ejemplo, si quemas hierro puedes tirar de fuentes cercanas de metal. Esto permite hacer escenas de acción de lo más alucinantes y, además, la trama es compleja y está muy bien estructurada, dejándonos a cada página sin aliento y con ganas de leer más capítulos.


Sin duda, unos libros indispensables para los amantes de la literatura fantástica que quieran calidad, innovación e imaginación.

Encuentra más reseñas como esta aquí.

©2020 por Un capítulo más.