Reseña: Sueños de piedra.


Sueños de piedra es una novela que no te dejará indiferente.


Rompe con todos los esquemas que nos metieron de niños respecto a los cuentos que tratan de príncipes valientes, que tienen como cometido salvar a la princesa en apuros y, de paso, encontrarse por el camino al mejor mago del mundo, cuyos hechizos son capaces de deshacer cualquier maleficio.


Arthmael es un príncipe que busca la gloria y sueña con que su nombre esté en boca de todos sus súbditos. Para ello, se embarca en una aventura para demostrar que él es el único que debe reinar en Silfos.


Hasta aquí vemos a un príncipe bastante egocéntrico, muy distinto a los valores del príncipe ideal con el que soñábamos. Pero en esa aventura en la que tanto quiere demostrar Arthmael, se encuentra con Lynne, una mujer fuerte y decidida, que huye de su pasado, tiene un nuevo presente y no tiene tiempo para aguantar a ningún príncipe. Y, menos, para que la salve alguien que no sea ella misma.

Pero, tras un pacto beneficioso para ambos, recorrerán juntos una parte de Marabilia, encontrándonos así al último eslabón de los cuentos clásicos, el mago. Un mago demasiado joven que lo único que desea es ser aceptado en su torre de magia, ya que es un desastre con la hechicería y ningún conjuro le sale bien.


Hasta aquí los principales cambios de los personajes y la estructura de las historias clásicas de cuentos de hadas, ¿no os parece maravilloso que con estos cambios se enriquezca la historia de una manera que no esperábamos? Porque ahí está la magia de estas autoras, mostrarnos una historia distinta con una prosa poética perfecta cuyo culmen es la magia en estado puro, personajes entrañables que no están sujetos al destino de las leyendas y el deseo del poder personal.


Sueños de piedra es el primer libro de la saga Marabilia, una propuesta valiente por parte de las autoras que os dejará con la boca abierta.


Reseña de Alba Sánchez.

Si eres de Uruguay puedes comprarlo aquí.

©2020 por Un capítulo más.